Tradiciones y artesanías en los Pirineos franceses

0
194
Ancient factories in french Pyrenees
¿De dónde vienen, las típicas Vigatanes catalanas?
Ad

Por encima de las montañas —¡hacia Francia!

Desde la Costa Brava, la frontera francesa está a tiro de piedra. Pasamos un día de viaje por carretera para descubrir las tradiciones y artesanías en los Pirineos franceses. El techo solar está abierto, la radio está encendida y finalmente el aire de la montaña entra en nuestros pulmones. El sol brilla y un aire de tramontana sopla por nuestros cabellos. Vamos a lo largo de la costa, con vistas del horizonte, donde el cielo y el mar se encuentran.

Luego pasamos a través de los bosques de alcornoques y encinas siempre verdes de La Garrocha. Y de repente ya estamos en los Pirineos. El paisaje brilla en un verde sorprendentemente abundante y muy relajante después del largo, caluroso y seco verano junto al mar. Respiramos profundamente para disfrutar del aire fresco de la montaña. Las campanas de las vacas suenan de manera acogedora. La primera nieve ya es visible en los picos más altos de las montañas.

Ad

Picos de montaña & mercados semanales

Nos detenemos en diferentes pueblos pequeños y tranquilos, donde el tiempo parece haberse detenido. En Sant Pau de Segúries hay un mercado semanal. Compramos queso, tomates, salchichas y pan. Continuamos hacia la pequeña ciudad montañosa de Camprodon, de siglos de antigüedad. Estamos tentados a tomar un pequeño descanso y caminar por el pueblo. Caminamos a lo largo del caudaloso río Ter, sobre el puente con la encantadora vista de los picos de los Pirineos. Casas coloridas, pequeños cafés y muchas tiendas bonitas con los productos de la región invitan a quedarse y hacer compras. Deliciosos embutidos y jamón, quesos bien madurados de ovejas, cabras y vacas felices, y pan artesanal de horno de leña acaban en nuestra cesta de la compra como recuerdo para llevar a casa. Por supuesto, también hay que llevar las deliciosas galletas Birba, que se elaboran en Camprodon desde 1893.

Bebemos otro “café con hielo” —el café helado refrescantemente ligero de España— y continuamos por la carretera de paso hacia Francia. Poco antes de la una hacemos un pequeño desvío hacia el pueblo de Espinavell. Es hora de comer. El restaurante Les Planes, situado a los pies del pueblo y de las imponentes cumbres de la montaña, atrae en cada excursión con su cocina regional elaborada con productos frescos de la tierra. Comemos una ensalada fresca de granjero y truchas del río. ¡Delicioso! Por la tarde cruzamos el puerto de montaña y nos acercamos al destino de hoy: Saint-Laurent-de-Cerdans. Aquí hemos organizado una visita a las dos pequeñas fábricas históricas del pueblo.

Tradiciones y artesanías en los Pirineos franceses : Cómo se construyeron las fábricas

Les Toiles du Soleil”, la tejeduría catalana, fue fundada a finales del siglo xix. En esa época, Saint-Laurent-de-Cerdans se convirtió en uno de los lugares donde floreció la industria textil y la producción de sandalias. Es difícil de imaginar, pero incluso los mineros llevaban las tradicionales sandalias catalanas de tela y cuerda —llamadas vigatanes— cuando trabajaban bajo tierra.

Tradiciones artesanías Pirineos franceses
Belleza del pueblo en los Pirineos franceses

En las tejedurías se industrializó la tradición del tejido catalán y se fabricaron telas de alta calidad con algodón y lino en los colores y rayas típicas de la región. La empresa “Sans & Gracerie” de Saint-Laurent-de-Cerdans tuvo mucho éxito y se hizo famosa en toda Cataluña con tejidos, cuerdas trenzadas y sandalias. En 1939, la empresa alcanzó su apogeo económico y amplió su gama de productos. A partir de entonces, la tejeduría no sólo vendía productos por metros, sino también manteles, servilletas, fundas de almohadas, bolsas y cortinas. Desafortunadamente, la fábrica tuvo que cerrar en la posguerra debido a problemas económicos. A partir de 1955 las máquinas se detuvieron y los pabellones de la fábrica quedaron vacíos.

La tejeduría hoy

… Pero afortunadamente, no para siempre. En 1993 el matrimonio catalán Henri y Françoise Quinta compraron la antigua fábrica y reiniciaron esta producción tradicional. Henri Quinta, que todavía dirige la tejeduría, estudió arte en París y se inspira a partir de muestras archivadas para diseñar los nuevos tejidos. Sin embargo,se necesitó coraje, innovación y creatividad para adaptar el diseño de los tejidos a las tendencias actuales y restablecerlo en un mercado textil altamente competitivo. Los productos tienen éxito por su calidad, porque son auténticos, clásicos y coloridos. El estilo se adapta perfectamente a las masías francesas y catalanas, así como a las terrazas de las casas de verano junto al mar.

Los viejos telares siguen moviéndose hoy durante nuestra visita. Los rostros simpáticos de los trabajadores transmiten la alegría de la artesanía y del producto finalizado. Después de visitar la fábrica, también echamos un vistazo extensamente por la tienda y nos llevamos a casa retazos de tela de rayas de colores para fundas de almohadas y bolsas de playa. En caso de que queramos comprar más productos, se puede hacer aquí: www.toiles-du-soleil.com

El arte de las sandalias

“Création catalane”, cuyos talleres están instalados justo al lado del antiguo taller de espandrilles, es nuestra próxima cita. La pequeña fábrica de zapatos también cerró en 1955, pero fue reabierta en febrero de 2008. Para la producción de estos zapatos cómodos y coloridos, sólo se utilizan los tejidos de “Toiles du Soleil”.
“Création catalane” es una de las últimas empresas artesanales de los Pirineos Orientales. Se especializan en espadrilles y en las tradicionales sandalias catalanas vigatanes, que se hicieron famosas en todo el mundo ya que el artista surrealista Salvador Dalí las usaba.

La fábrica de Espandrilles à Saint-Laurent-de-Cerdans
La pared delante de la fábrica de sandalias: decorada con mucho cariño

La pequeña zapatería frente al taller está llena de gente. Apenas tenemos oportunidad de llegar a las estanterías. Por supuesto, no sólo queremos escuchar las explicaciones durante la visita a la fábrica, sino también comprar zapatos. No es fácil tomar una decisión con tantos colores, pero al final todos tienen una caja de zapatos en la mano. Y para aquellos que no pudieron decidirse por un modelo, existe afortunadamente la tienda en línea : www.espadrille-catalane.com
En el camino de regreso miramos hacia arriba. Las nubes cuelgan como algodón de azúcar en el cielo azul. Los abejorros zumban alrededor de los cardos de flores púrpuras. Lentamente el sol desaparece detrás del horizonte. El final del verano en la Costa Brava y los Pirineos cerca de Girona es simplemente fantástico.

Ad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.