Congosto de Montrebei

Un fin de semana en el interior de Cataluña: Congosto de Montrebei Monasterio de Bellpuig Parque Astronómico del Montsec

0
204
cañón, cañón, caminata, ager, montsec, naturaleza, río, panorama, Congosto de Montrebei

En el camino

Un fin de semana con amigos en las estribaciones de los Pirineos catalanes. Nuestro destino: el legendario congosto de Montrebei. Partimos desde la Costa Brava, tenemos unas tres horas de carretera por delante. El camino nos lleva hacia el interior de Cataluña a través de colinas boscosas y túneles en las montañas, siempre con el olor de los pinos en el aire. Por todas partes aparecen castillos románticos en las montañas. El viaje continúa por el pintoresco pueblo de Vic, donde vale la pena hacer una parada. Compramos embutidos frescos y queso: deliciosos souvenirs para traer a casa.

A través del atardecer hasta el interior de Cataluña

A medida que avanzamos, el paisaje se va tiñendo con el dorado del atardecer del sur. La silueta puntiaguda de los picos de Montserrat en el horizonte hace pensar en puntas de cuchillos y transporta a otro mundo. Además, los cipreses perennes, que se elevan hacia el cielo, conforman el paisaje catalán. Las nubes en forma de oveja se van poniendo color rosa lentamente y la luna creciente cuelga sobre nosotros como un farol. Conducimos hacia la puesta de sol de color rojo sangre y, finalmente, ¡llegamos!

Alojamiento en el pueblo de Ager

Pasamos el fin de semana en el Hotel Vall d’Áger: casitas bonitas de estilo sueco que combinan la elegancia moderna con la comodidad. Los visitantes también tienen la posibilidad de armar una tienda de campaña en este lugar. Ya en la noche en la terraza pequeña de la azotea hacemos un brindis con una copa de vino bajo las gloriosas estrellas.

Caminata por el congosto de Montrebei

Nuestros consejos

Desde nuestra pequeña casa de huéspedes en el Hotel Vall d’Áger hay una magnífica vista del pueblo de Áger, con su antiguo castillo rodeado de bosques. La lavanda en la terraza frente a la casa huele delicioso y el cielo nos saluda con un azul brillante. Los momentos del año más recomendados para explorar el congosto de Montrebei son durante la primavera (mayo/junio) y el otoño (septiembre/octubre).
Incluso si el sol de octubre ya no es tan fuerte, antes de comenzar a andar se recomienda tener suficiente agua y protección solar. Iniciamos nuestra caminata llenos de energía por el desayuno que comimos en el restaurante del hotel.

Qué es y dónde está el congosto de Montrebei?

El parque natural del congosto de Montrebei es uno de los lugares más bellos que hemos visto. Se encuentra entre Huesca y Lérida, en la frontera entre Cataluña y Aragón. El río Noguera Ribagorzana, de color turquesa, que otrora dividió la sierra gris-naranja del Montsec, hoy se abre paso a través de barrancos de piedra caliza cubiertos de densos bosques mediterráneos.

Un espectáculo de ensueño que te dejará sin aliento. El área total se extiende sobre 600 hectáreas y tiene un enorme valor ecológico debido a su flora y fauna, especies raras y naturaleza intacta.

¡Ganas de caminar!

Iniciamos nuestra excursión desde el aparcamiento de La Pertusa —que debe su nombre a una bonita ermita que hay en la montaña con vistas al embalse de Canelles—. Desde el primer momento, las vistas del paisaje son encantadoras.

El filósofo chino Confucio ya decía alrededor del año 500 a. C.:

“El camino es la meta”

y con una caminata tan impresionante como la nuestra, ¡esto es más que cierto!

Unas vistas espectaculares al congosto de Montrebei

Observamos dos águilas grandes. Estas aves que reinan en los cielos giran majestuosamente sobre nosotros. La senda bien señalizada, y afortunadamente no atestada de gente, nos lleva a algunos miradores fantásticos como el Portell del Montsec; a diversos puentes sobre el río que van hasta Aragón; y a cuevas escondidas en la montaña.

Desde arriba vemos los coloridos kayaks que se mueven muy por debajo de nosotros a través del agua azul turquesa. La zona es de gran interés para los montañeros que quieren salir de los caminos trillados, pero también para los excursionistas menos experimentados como nosotros.

Continuamos caminando y haciendo pequeñas pausas para merendar más o menos cada 3 horas hasta llegar al singular puente colgante de Sant Jaume. Desde allí disfrutamos de la vista sobre el río, a través de la garganta hasta los Pirineos. Desde un muelle, algunos turistas valientes saltan al agua helada del río. El punto culminante del congosto es la parte más estrecha de la garganta, donde las rocas erosionadas están a sólo 20 metros de distancia las unas de las otras, esta zona es muy concurrida ¡El camino tallado en la roca es simplemente espectacular!

La vuelta

Regresamos también andando para disfrutar de nuevo de las vistas únicas, pero ahora desde una perspectiva diferente. Igualmente, se puede regresar en kayak, taxi acuático o autobús; lo tendremos en cuenta para la próxima vez—en estos casos siempre se recomienda hacer una reservación con anticipación—.

Al regresar al hotel al atardecer, cansados y felices, admiramos cómo los parapentes que saltan de los acantilados bajo el sol de la tarde son llevados por el aire a través del cielo para, finalmente, aterrizar seguros en el campo. La zona ofrece muchas oportunidades para los aventureros, incluyendo barranquismo, rafting y paracaidismo.

Felices y con hambre: Nuestro consejo de restaurante

Después de larga caminata tenemos un apetito voraz y deseamos comida en abundancia. El restaurante Casa Xalets en Áger es nuestro objetivo para la noche: comida y vino de alta calidad, precios justos y un ambiente muy acogedor.

Monasterio de Santa María de Bellpuig de las Avellanas

El antiguo monasterio de Santa María de Bellpuig de las Avellanas en Os de Balaguer, en las estribaciones meridionales del Montsec, no está lejos de Áger y queda en nuestro camino de vuelta. Visitamos la abadía aún activa. Para los visitantes que quieran quedarse más tiempo, hay habitaciones de hotel y un restaurante con vistas a este claustro románico.

Hacemos un tour con un guía muy amigable —se puede aprender mucho sobre la agitada historia del monasterio, ya sea en catalán o en castellano—. Por supuesto, también es posible explorar el monasterio sin guía. 

Nuestro viaje por carretera llega lentamente a su fin. Nos relajamos con un paisaje pintoresco a través de pequeños caminos rurales dirigiéndonos hacia el atardecer de vuelta a la costa y esperamos con ilusión una cerveza fresca en la terraza de casa para celebrar el agotador fin de semana lleno de vivencias.

Parque Astronómico del Montsec (PAM)

Todos estamos hechos de polvo de estrellas

En este lugar vale la pena echar un vistazo más de cerca al cielo estrellado, ya que esta es una parte de España que no está densamente poblada y, por lo tanto, no existe esa iluminación de una gran ciudad que obstaculice el brillo nocturno de las estrellas. Dos importantes observatorios del sur de Europa se encuentran a tan sólo 10 minutos en coche de Áger. Participamos en una visita guiada nocturna en el PAM, algo imprescindible para los interesados en el universo.

Blaise Pascal (1623-1662), filósofo francés y fundador del cálculo de probabilidades, dijo una vez:

“El universo es un círculo cuyo centro está en todas partes, y cuya circunferencia no está en ninguna parte”.

Incluso hoy en día sigue siendo un misterio, pero sí que es muy emocionante ampliar nuestro conocimiento al respecto.

La exposición & película 3D

A pesar de estar un poco tarde, el parque astronómico aún tiene muchos visitantes. Primero, exploramos por nuestra cuenta una exposición interactiva que hay en el lugar. En esta exposición se explica el papel de la astronomía en nuestra sociedad, la evolución del universo y la necesaria protección de este. Posteriormente, en una sala de cine con un gran techo abovedado, se proyecta una película en 3D sobre los orígenes del universo, de la materia y, por último, del hombre. La película está diseñada para ser divertida y fácilmente entendible, ¡es especialmente emocionante para los niños! Después, un experto nos explica a los legos en astronomía, a partir de un cielo estrellado artificial, nuestro sistema solar. Con un efecto sorprendente y espectacular, el techo de la cúpula se abre y la proyección se convierte en un auténtico firmamento.

A través del telescopio hacia las estrellas

Finalmente, vamos hacia los telescopios equipados con cámaras. Vemos grandes tomas del cielo estrellado en tiempo real y de la luna en crecimiento. Mirando a través del telescopio encontramos a Júpiter con sus anillos. ¡Una gran experiencia!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.