Las Gavarras – la reserva natural

¡Disfruta de únicos momentos en las montañas de Cataluña!

0
182
Ausflug an der Costa Brava, Dörfer und Kirchen
Ad

Respira..

Respiro el aire fresco de la montaña, huelo los pinos y la sal marina en el aire. Me tranquilizo al pensar en lo pequeños que somos igual como nuestros problemas. En contraste con la impresionante naturaleza de la tierra, de la reserva natural de las Gavarras. «El camino siempre es mejor que el albergue más bonito», dijo el escritor español Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616). Este es un camino que definitivamente deberías seguir..

Las Gavarras, panorama, reserva natural
Vista panoramica

Geografía de las Gavarras

El macizo de las Gavarres fue declarado reserva natural en 1992. Está situado en el norte de la cordillera costera catalana, entre los municipios de Bajo Ampurdán y Gironés. Rutas bien señalizadas nos llevan de un pueblo histórico a otro. Pasamos por el Río Daró, que fluye por la zona. A pesar de las serpentinas, la maravillosa vista no me deja ninguna posibilidad de sentirme incómoda. El punto más alto sobre el nivel del mar es de 537 metros con la cumbre del Navarra. Las rocas están hechas de pizarra y granito que proceden de la más antigua de las tres eras geológicas. Del Paleozoico.

Ad

La Flora y la Fauna

Mi mirada deambula por extensos bosques. Brillan al sol en todas las tonalidades de verde que se puede imaginar. Se trata de encinas y alcornoques que caracterizan el bosque mediterráneo y que han estado arraigados aquí desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, debido a los incendios forestales, la silvicultura y el éxodo rural, los pinos se han extendido gradualmente. Avellanas, castañas y alisos crecen en las umbrías de los sumideros del paisaje. La flora y la fauna parecen estar en todo su esplendor, algo que no se puede pasar por alto. El pequeño pájaro carpintero canta y el guabairo gorjea su encantado «quorroorroor“.

reserva natural de Las Gavarres, Flora y Fauna
Bosques perennes & aves felizes

Pueblos e iglesias

Seguimos conduciendo, pasando por sitios idílicos de picnic. Por masías aisladas y antiguas granjas que nos dan una idea de cómo era este lugar antes. Por cierto, ¡hay una espectacular Masía en venta en este momento!

Desde el santuario «Mare de Déu dels Ángels», hay una vista hermosa a la sierra catalana. Conducimos de un pueblo a otro. Parando en las más bellas iglesias como la Santa Pellaia, donde hay una vista panorámica al cristalino mar azul. Vemos castillos como El Bisbal, donde se pueden ver los restos (pre)románicos y medievales de siglos pasados.

Siesta

Es el tiempo de la siesta y la vida aquí parece detenerse. Las banderas catalanas ondean al viento en las plazas de los pueblos. Las casas de color pastel en rosa, amarillo y azul recuerdan al algodón de azúcar.

Siesta en la Costa Brava, Catalunya
Siesta en Monells

Patrimonio cultural de las Gavarras

También me impresiona el patrimonio cultural del megalito (gr.: mégas „grande“, líthos „piedra“). Bloques de piedra, en su mayoría sin transformar aparecen en el paisaje. Se utilizaron una vez como bloques de construcción para tumbas e instalaciones culturales. Aquellos que quieran ver más de las piedras, pueden visitar otros artefactos. Por ejemplo los dólmenes de la cueva Daina en Romanyá o el menhir de la Mitra.
Para los amantes de la cocina internacional de alto nivel y de una buenos vinos tenemos otra recomendación. La visita al restaurante «Can Roquet», también situado en Romanyá de la Selva.

Ad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.